Postales de un sábado en Alberdi

Hermanas floristas, en el Cementerio San Jerónimo.

En uno de las primeras entradas  manifesté que el sábado es el mejor día de la semana, lo que sigo sosteniendo. El pasado fin de semana, para hacer un poco ejercicio, salí con mi fiel mascota, “Bravo”, a dar una vuelta por el barrio. Aquí comparto algunas fotos que tomé en la recorrida, que muestran algunos rincones de Alto Alberdi, Alberdi y Villa Páez.

Escultura frente al Cementerio San Jerónimo.

El chico de buzo rojo estaba terminando de lavar su "fitito", celeste, como no podía ser de otra manera a tres cuadras de la cancha del Club Atlético Belgrano. Un color que se repite en todo el barrio.

El vetusto Rastrojero, pintado en accidental "camouflage" de tonos térreos encaja perfectamente en esta atmósfera casi suburbana, que transcurre a menos de 15 cuadras de la plaza San Martín, pleno centro de Córdoba.

Vecino atento.

Totalmente fuera de escala, este edificio se levanta en el corazón de Alberdi. Pronto estarán también las torres de Euromayor, "Antigua Cervecería ". Se extraña la chimenea...

La camioneta que se ve lejos, al centro de la foto está descargando basura en un lugar prohibido, que la municipalidad debe limpiar todas las semanas. Detrás del árbol, la cancha del CAB.

Cuesta leerlo: "Creo en el silencio de los que no tienen voz", pintado en los muros de la sacristía de la parroquia del padre Saravia, San Jerónimo (La Rioja 2115, esquina Silvestre Ramonda).

Antigua casa quinta, hoy sede de una importante fundación.

La vieja casona inglesa donde "Aunty" Mabel enseñó su lengua a varias generaciones de Alberdi. La entrada, cercada de ligustros fue reemplazada por este muro de ladrillos. Atrás susbsiste el viejo "porche" del ingreso principal original. Abajo, en un cuarto semienterrado, estaba el aula.

Ex casa de Don Palacios, contigua al almacén de Don Delfino. Dos pisos se agregaron a una más que centenaria construcción, que cambió por un estridente rosa el ladrillo a la vista sobre el cual, durante cincuenta años, se podía leer la inscripción "Perón Vence".

Acerca de Ricardo Brunello

Nacido en Córdoba, alejado por mucho tiempo y redescubriéndola desde diciembre de 2006. Licenciado en Periodismo USAL, 1991, Buenos Aires, Argentina. Master en Management Culturale Internazionale, UNIGE, 2002, Génova, Italia.
Esta entrada fue publicada en Arquitectura, Auto, Costumbres, Cultura y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s