Detectan alta concentración de esmog fino | La Voz del Interior

30/08/2011 08:01 , por Lucas Viano

La calidad del aire de la ciudad de Córdoba representa un problema al que pocos le prestan atención. El municipio no monitorea sistemáticamente la cantidad y tipo de elementos que circulan en nuestra atmósfera .

Un estudio realizado por investigadores del Instituto de Investigaciones en Físico-Química de Córdoba (Conicet y Universidad Nacional de Córdoba) aporta datos novedosos y preocupantes sobre el tema.

Los científicos determinaron por primera vez la concentración de material particulado menor a 2,5 micrones (PM2,5) en la ciudad de Córdoba y detectaron valores altos.

Desde julio de 2009 a abril de 2010 midieron este parámetro durante 24 horas (las ocho horas pico de tránsito durante tres días seguidos) en un punto céntrico (Montevideo y Vélez Sársfield) y en la Ciudad Universitaria.

En el primer sitio detectaron niveles que van de los 21 a los 71 microgramos por metros cúbico (µg/m3). En el segundo sitio iban de los 18 a 67 µg/m3. Durante 2010, en el centro de Santiago de Chile (ciudad famosa por su smog), se registró un promedio de 26 µg/m3.

La guía de calidad de la Organización Mundial de la Salud (OMS) fija como valor confiable 25 µg/m3. A partir de este número, está demostrado que el material particulado incrementa el índice de mortalidad.

También determinaron el material particulado menor a 10 micrones (PM10). Los valores fluctuaron entre 31 y 107 µg/m3 en el centro y 14 y 101 µg/m3 en Ciudad Universitaria. La guía de calidad de la OMS indica 50 µg/m3. El PM10 está más vinculado a contaminaciones no humanas, como la tierra que se levanta por los vientos.

Hueco legal. La Ley Nacional sobre Contaminación del Aire (20.284) fija 150 µg/m3 como límite para PM10. Fue sancionada en 1973 y no regula sobre PM2,5.

El municipio tiene varias ordenanzas que regulan la calidad del aire. Ninguna hace referencia al PM2,5. Sí se establece un índice de calidad de aire, en el que se tiene en cuenta el PM10. Sin embargo, no hay un monitoreo sistemático de la calidad del aire en la Capital.

Las muestras se tomaron con un aparato que bombea el aire durante un intervalo de tiempo determinado. Una serie de filtros retiene el material particulado del tamaño deseado, explicó Laura López, autora de la tesis doctoral sobre el tema.

A través de una poderosa técnica pudieron determinar los elementos de la tabla periódica presentes en el material particulado y de esta forma asociarlos a posibles fuentes de emisión. “Para PM2,5, encontramos que el material urbano resuspendido es el gran responsable en el centro (54 por ciento), más que las emisiones del tráfico. Esto es, el polvo que queda en las calles de la combustión y desgaste de partes de los vehículos que se levanta”, indicó Beatriz Toselli, directora de la tesis doctoral. Luego le siguen lo que se emite por los caños de escape (32 por ciento) y las emisiones provenientes de las industrias metalúrgicas y de combustible diésel (13 por ciento).

Toselli había realizado estudios en PM10 en la década de 1990 y no encontró variaciones significativas con este nuevo estudio. Un trabajo de la UNC a partir de los líquenes que crecen en los árboles de la Capital detectó que la calidad del aire había disminuido en más de la mitad de los puntos analizados de todo el ejido municipal de 2008 a 2010.

Los investigadores advierten que Córdoba tiene características naturales (climáticas y de relieve) que concentran más los contaminantes, sobre todo en invierno. “Es necesario incrementar el período de estudio para llegar a una conclusión representativa de Córdoba. Por ejemplo, 2009 fue muy seco. Esto hace que posiblemente la concentración de material particulado esté sobreestimada en relación con la de otros años más húmedos”, explica López.

“Habría que empezar a preocuparse por este tipo de material particulado. Primero legislar y luego comenzar a monitorear y hacer estudios sistemáticos”, concluye Toselli.

vía Detectan alta concentración de esmog fino | La Voz del Interior.

Acerca de Ricardo Brunello

Nacido en Córdoba, alejado por mucho tiempo y redescubriéndola desde diciembre de 2006. Licenciado en Periodismo USAL, 1991, Buenos Aires, Argentina. Master en Management Culturale Internazionale, UNIGE, 2002, Génova, Italia.
Esta entrada fue publicada en Medio ambiente y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s