Brasil da nuevas señales de un cambio y en Córdoba se preparan | La Voz del Interior

En el empresariado cordobés dudan de que Dilma Rousseff devalúe el real. Sin embargo, algunos industriales con plantas en ese país advierten que ya es concreto el freno en la actividad económica.

Las señales llegan todos los días y todas apuntan a un camino: Brasil podría entrar en una fase de relativo enfriamiento de su economía interna que, de algún modo, impactará en Córdoba, según reconocen empresarios locales.

El lunes, el Gobierno anunció un ajuste fiscal de 9.000 millones de dólares para blindarse frente al riesgo de la crisis internacional y tratar de achicar con esos fondos el pago de intereses de deuda (mayormente en reales) por el equivalente a 140 mil millones de dólares anuales.

Antenoche, el Banco Central de Brasil informó que bajaba medio punto las tasas de interés de referencia (de 12,5 a 12 por ciento anual), pero no tanto para calentar la economía (que es el efecto que tendría esa medida normalmente), sino sobre todo para desalentar el ingreso de capitales. Desde hace tiempo, es un gran negocio financiero ingresar dólares en Brasil y aprovechar sus elevadas tasas en reales, para recomprar dólares que, mientras tanto, se abarataron.

Mientras, la consecuente suba del valor del real ha venido complicando la competitividad brasileña. Y eso, tal como lo quiere la presidenta Dilma Rousseff, ya ha comenzado a revertirse desde hace unas semanas. Ayer, por ejemplo, el real se depreció 1,07 por ciento respecto del dólar.

Impacto en Córdoba. Para la Argentina, la decisión de Brasil de iniciar un camino de devaluación del real no es indiferente. Puede complicar las exportaciones industriales y las empresas locales volcadas al mercado interno pueden enfrentar una mayor competencia. Un desaceleramiento del consumo puede eventualmente golpear a la industria cordobesa: Fiat, por caso, exporta más del 80 por ciento de sus autos a Brasil. Según el economista Dante Sica, que ayer disertó en Córdoba invitado por la Cámara de Comercio Exterior y Bancor, se agrega otro fenómeno: viene subiendo la participación en las ventas de los vehículos fabricados en otros países ajenos al Mercosur.

Sica puntualizó que Brasil viene “desacelerando” en este semestre, aunque “todo indica que se mantendrían las tasas de interés.

En tanto, empresarios locales que exportan o cuentan con plantas en el país vecino mostraron distintas visiones sobre lo que viene en Brasil.

Para Sergio Recchia, titular de Montich, con planta en Belo Horizonte, el Gobierno controla la situación. “Cada uno va a acomodar sus números, pero no creo que vaya a existir la temida devaluación que nos deje a los argentinos fuera del mercado”, expresó.

Consideró que a la fortaleza propia de la economía brasileña se agregan “hechos como el Mundial de Fútbol y las Olimpíadas que van a traccionar mucho capital externo y además Dilma está firme en no devaluar”, entendió.

Para Recchia, más que los problemas de Brasil, los empresarios argentinos deben visualizar los inconvenientes fronteras adentro con la competitividad.

“Si en 2012 hay paritarias con aumentos del 25 al 30 por ciento en la rama industrial, no le vendemos más nada a nadie”, dijo. Sin embargo, José Emilio Taglioretti, titular de Tantal, una fábrica de metal duro que también cuenta con procesos en Curitiba, dijo estar “preocupado” por lo que sucede en Brasil. “Desde hace tiempo, su economía no es la que cuentan los diarios argentinos; lo que sucede es que se trata de un mercado tan grande que para los volúmenes nuestros sirve”, explicó.

El ejecutivo explicó que Dilma Rouseff “ha intentado devaluar un poquito, pero la entrada de capitales es tan grande que sobran dólares por todos lados”, apuntó.

Dijo que la situación que vive Brasil puede verse cuando se compara el valor del mismo producto a ambos lados de la frontera. “Los nuestros son allá un 40 por ciento más caros que aquí”, indicó.

Daniel Figueras, de la fábrica de equipos de medición y control Infas, proveedor de la industria brasileña, advirtió que “hay proyectos de inversión anunciados pero demorados. No creo en una devaluación del real, sí me parece que las grandes compañías están esperando antes de decidir qué hacer”.

Una economía que creó 24 millonarios por día en 2010

vía Brasil da nuevas señales de un cambio y en Córdoba se preparan | La Voz del Interior.

Acerca de Ricardo Brunello

Nacido en Córdoba, alejado por mucho tiempo y redescubriéndola desde diciembre de 2006. Licenciado en Periodismo USAL, 1991, Buenos Aires, Argentina. Master en Management Culturale Internazionale, UNIGE, 2002, Génova, Italia.
Esta entrada fue publicada en Economía, Política y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s